fotoLa Defensa de Madrid 1936 1939, No pasarán, familias en La defensa de Madrid, Juan Antonio Gonzalez Carceles, Recuperacion de la memoria historica, guerra civil española, Los niños de la guerra, El Frente Madrid, alcalde madrid Cayetano Redondo Aceña Cesar Manuel Higinio Pedro Gonzalez Juarranz familia Carceles Conesa


Manuel González Juarranz

Manuel González Juarranz, de oficio fontanero y afiliado a la UGT desde 1933, tenía 21 años en julio de 1936 cuando se incorporó en el 14º Batallón de Voluntarios de la República destinado al frente norte en el Alto del León (después llamado de Los Leones); en noviembre ingresó en el Cuerpo de Policia, asignado a la Comisaria de La Latina-Inclusa y luego al servicio de Hospederias y Espectáculos, antes de ser trasladado a Aranjuez en verano de 1937. En febrero de 1938 fue movilizada su quinta y destinado a una compañía de Ingenieros del IX Cuerpo de Ejército, licenciado en junio volvió a su anterior cometido en Aranjuez, siendo trasladado a Jaén y desde allí a Andújar, donde estuvo dos meses antes de volver a Jaén; allí al acabar la guerra en abril de 1939 fue hecho prisionero y encarcelado en la prisión de Baza (Granada).

Allí conoció y estableció amistad con Mariano Redondo, hijo de Cayetano Redondo -Alcalde de Madrid en 1936-; permaneció preso hasta el 3.12.1941, día en que fue puesto en libertad provisional, posiblemente por no existir en ese momento cargos de extrema gravedad contra él ya que se le aplicó la Orden de Presidencia de 9.1.1940 (complementada por el Decreto de 2.9.1941, BOE 5.9.1941), para vaciar las atestadas prisiones de detenidos que no tuviesen causa judicial abierta. El 14.2.1940 el Juez de Militar de Granada ya se había inhibido a favor de la Auditoría de Guerra de Madrid, que le reclamó a finales de 1941, librándose por sólo un día de la orden de traslado a Madrid. Dicha orden llegó al día siguiente de su puesta en libertad, y al haber dado un domicilio falso fue declarado en Rebeldía y ordenada su busca y captura.

Se escondió en el taller de carpintería de su padre hasta que consiguió, con identidad falsa, un trabajo en la empresa TRANSFESA -empresa de transportes vinculada a ZELTIA-

La identidad utlizada fue la de Julio Méndez López, nombre de un compañero socialista con el que convivió en la prisión de Baza. El auténtico Julio Méndez López había nacido en Madrid en torno a 1907. Fue empleado del Banco Urquijo desde 1930 a junio de 1935 que comenzó a trabajar como chófer de la agencia de compra-venta de autos “Barceló”. Poco después del golpe de Estado del 18 de julio de 1936 ingresó en el Sindicato de Transportes de la UGT. Durante la guerra civil fue jefe de ordenación de pagos de la Brigada de Milicias de Transportes hasta julio de 1937 que se incorporó al IX Cuerpo de Ejército en Úbeda (Jaén) con el grado de teniente desde septiembre de ese mismo año y como capitán desde agosto de 1938 y donde, probablemente, coincidiera con Mariano Redondo.
Manuel González, Mariano Redondo y Julio Méndez estuvieron juntos en la cárcel de Baza desde marzo de 1939 a diciembre de 1940, fecha en que Julio fue trasladado a la prisión de Jaén y posteriormente a la cárcel de Porlier en Madrid, de donde salió en libertad condicional el 16 de mayo de 1941. En julio de ese mismo año comenzó a trabajar como asentador en el Mercado Central de Pescados de Madrid y entró en contacto con los jóvenes socialistas que daban los primeros pasos para reconstruir las organizaciones socialistas en la clandestinidad. Julio Méndez formó parte de la primera Comisión Ejecutiva de Juventudes Socialistas de España que constituyó en torno a 1942 junto a Sócrates Gómez Pérez, Mario Fernández Rico, Cecilio Macho López y Julián Piedra López y que, paulatinamente, fueron detenidos. En septiembre de 1942 lo fue Sócrates Gómez (en libertad de nuevo en marzo de 1944); en junio de 1943 lo fue Julio Méndez y en octubre de ese mismo año lo fueron Cecilio Macho y Julián Piedra. En torno a esas fechas debió llegar Mariano Redondo a Madrid, entrando en contacto con este grupo de jóvenes socialistas y siendo incorporado a la dirección de las Juventudes Socialistas por el único que quedaba en libertad: Mario Fernández Rico. A estos dos se unieron Federico Fernández López y Domingo Garrido Francisco, que se incorporaron en octubre de 1943 y posteriormente Ramón Hernández Delgado, en julio de 1944 .

Como decíamos, en TRANSFESA trabajaba Manuel González, con el nombre de Julio Méndez, junto a Mariano Redondo (en cuya casa vivía desde 1943 y donde conoció a su hermana Julia que sería luego su esposa) hasta un día de octubre de 1944, en que recibieron el chivatazo de que habían sido descubiertos e iban a buscarles, pudiendo escapar por poco. En enero de 1945 son detenidos los dirigentes socialistas Sócrates Gómez y Francisco de los Toros Cuevas y entre el 8 de febrero y el 12 de mayo cae la primera Comisión Ejecutiva del PSOE (presidida por Juan Gómez Egido) y la Comisión Ejecutiva de las JSE, el Comité de la Agrupación Socialista de Madrid; el aparato de propaganda; los Comités de los cuatro Sectores o Zonas en que se había dividido organizativamente Madrid y varios de los Grupos Sindicales Socialistas (UGT)(información facilitada por Aurelio Martín Najera).

El golpe fue muy duro pero llegó tarde para impedir los contactos con el exilio en Francia de donde había llegado ya un primer mensaje el 10 de enero de 1945. Se decidió enviar a Francia una delegación compuesta por el enlace oficial Rafael Robledo y los dos jovenes Mariano Redondo y Manuel González que llegan a Francia el 12 de marzo de 1945 (Nota 142 de La Primera Renovación, Intrahistoria del PSOE, Carlos y José Martínez Cobo, Plaza & Janes, 1989). Marcharon juntos a Francia por Cataluña en una complicada travesía por mar. Una vez allí colaboraron con el PSOE y el Gobierno en el exilio.

A finales de abril de 1946 regresó a España con el nombre falso de Enrique Pons Aguilar, pero es detenido en Eugui (cerca de Aoiz, Navarra) por paso clandestino de la frontera, siéndole intervenida otra documentación falsa a nombre de Manuel Bengoechea Maya y salvoconductos para visitar Pamplona, Bilbao, San Sebastián y Madrid, y una gran cantidad de dinero (2.000pta). Es llevado a la prisión de Pamplona donde es interrogado y se le requisan todas sus pertenencias, incluidas las cartas de su novia Julia.

La acusación, según el oficio dirigido al Juzgado Especial de Comunismo y Espionaje indicaba que había sido detenido al pasar clandestinamente la frontera-franco española habiéndose dedicado a actividades clandestinas con otros elementos rojos exilados, conducentes a implantar en su día un régimen de acuerdo con sus doctrinas, así como haberle ocupado documentos falsos, por lo que se le consideraba persona sospechosa y peligrosa para el actual régimen.

Estuvo detenido en la Prisión Provincial de Pamplona desde el 1.5.1946 hasta el 19.7.1946 en que fue trasladado a la de Guadalajara y después a la de Carabanchel en Madrid. El Juez Militar dictó un auto el 13.8.1946 declarando su procesamiento y prisión preventiva considerando que era voluntario en las filas rojas y había colaborado activamente en ellas a la par que el dar un falso domicilio en su puesta provisional en libertad podría constituir un delito de auxilio a la rebelión.

Finalmente la autoridad militar decidió sobreseer el caso en cuanto a su actividad de auxilio a la rebelión al no encontrar causa que lo justificará dejando a la justicia ordinaria el hecho del uso de documentación falsa, quedando libre el 1.1.1947 pero con la obligación de presentarse habitualmente.

Salió del país nuevamente atravesando la frontera por Irún; cruzó el río Bidasoa de noche con su novia Julia Redondo y su futura suegra, Asunción la viuda de Cayetano Redondo, que había sido fusilado en 1940 acusado de "auxilio a la rebelión"; en el otro lado los gendarmes franceses les recibieron como delincuentes provocando su indignación después de superar tan difícil trance.

Se casaron en matrimonio civil en París y el 18 de junio de 1948 emigraron a Venezuela formando en Caracas su familia; volvieron a España en 1965 con sus dos hijos.

Galería de fotos
puede enviar sugerencias a