La Defensa de Madrid 1936 1939, No pasarán, familias en La defensa de Madrid, Juan Antonio Gonzalez Carceles, Recuperacion de la memoria historica, guerra civil española, Los niños de la guerra, El Frente Madrid, alcalde madrid Cayetano Redondo Aceña Cesar Manuel Higinio Pedro Gonzalez Juarranz familia Carceles Conesa
César González Juarranz murió en Carabanchel el 27 de diciembre de 1936, con apenas 18 años.

En su diario describe los lugares del frente a los que su Batallón fue desplazado para contener el avance de las fuerzas de Mola sobre Madrid; empieza el día 6 de octubre, día de llegada a Navalcarnero y termina el día 22 de noviembre, en el frente de Usera, poco antes de su muerte...

Recuerdos de su hermano Pedro González
La orden de Batalla del asalto al Vértice Basurero el 27 de diciembre de 1936
Preparación del asalto al Vértice Basurero según Ángel Lamas Arroyo, jefe del Estado Mayor de la columna del coronel Mena (Tercer Sector de la Defensa de Madrid)
Referencias sobre el Batallón Deportivo y las batallas de diciembre de 1936

La foto de la derecha es del Batallón Deportivo, es el segundo por la izquierda; esta foto formó parte de la colección itinerante de CAJA MADRID Álbum familiar 1839-1939.

Salida, 6 de Octubre de 1936 a las 5 1/2 tarde.
Llegada a Navalcarnero, a las 10  volvemos a coger los coches hasta Valmojado, allí cenamos y nos mandan acostar donde podamos, al 1/4 de hora de estar acostados nos llaman para tomar posiciones, andamos unos cuatro Kilómetros de la carretera Valmojado - Santa Cruz de Retamares, hacemos alto y nos mandan acostarnos a campo raso con una noche muy fría; al día siguiente tomamos las posiciones sin haber novedad en todo el día.
Al día siguiente, 8, hacemos nuestras cabañas con piedras y ramas de los árboles.
El día 11 hay una tormenta muy grande a primera hora de la tarde que dura toda ésta y parte de la noche y en la madrugada del 13 al 14 nos levantan a las 2, a las 4 vienen los coches y a las 5 1/2 salimos para Camarena, 2 Kilómetros antes de llegar nos apeamos y llegamos andando a las 8 de la mañana, seguidamente nos llevan al Cerro del Atalaya distante 3 kilómetros de Camarena, a medio día nos enteramos de que la aviación enemiga ha bombardeado las posiciones que teníamos en Valmojado destruyendo algunas cabañas. Día 15, nos hacemos aquí las cabañas no habiendo novedad en todo el día y noche.
Día 16, nos mandan a mi escuadra, que somos 6 y el sargento, de guardia a un caserío que está a 2 Kilómetros del Cerro; sobre las 11 viene un enlace, que nos vayamos  a reunir otra vez al Cerro que el enemigo avanza hacia Valmojado; llegamos al Cerro y nos mandan cubrir la retirada de una sección que fue a Camarena a prestar servicio, una vez todos reunidos en el Cerro marchamos todos hacia Chozas de Canales,

donde llegamos a medio día, comemos y salimos a hacer guardia a las afueras del pueblo. A las 7 nos vienen a llamar, nos dan de comer y seguidamente salimos para el Viso de San Juan. Llegamos al puente de Guadarrama que una vez pasado hacemos alto y pasamos noche en una loma; al día siguiente muy temprano iniciamos la marcha llegando a El Viso de San Juan sobre las 12, una vez allí vemos a lo lejos volar el puente de Guadarrama, los facciosos habían avanzado hacia Casarrubias. A las 4 ½ nos dan de comer y una vez que hemos acabado formamos y salimos para Carranque donde llegamos a las 7 de la tarde, cenamos sobre las nueve de la noche y nos mandan a dormir a la iglesia del pueblo, a la 1 de la mañana del 18, domingo, nos levantan y marchamos hacía Griñón donde llegamos a las 4 de la mañana y acabamos de dormir la noche en la iglesia de un colegio de asilados, nos levantamos y pasamos todo el día allí; llevamos 3 días que en el Ministerio de la Guerra no saben nada de nosotros; nos dan la comida y nos dicen que comamos de prisa que tenemos que marcharnos, a las 3 de la tarde vienen los coches que se llevan a una tanda, cuando se han marchado vienen el presidente de Izquierda Republicana y nos dirige la palabra a los pocos que hemos quedado y a una sección de Ingenieros que se habían extraviado y se unen a nuestro Batallón, una vez que nos ha dirigido la palabra el presidente de I.R. nuestro comandante Crespo y el teniente ayudante Bravo, cogemos los coches y llegamos a Navalcarnero anocheciendo, allí cenamos y una vez que hemos acabado salimos para las trincheras que hay en las afueras del pueblo, las cuales, después de dar unas cuantas vueltas las encontramos y allí pasamos la noche, al día siguiente nos manda el E.M. a la sección que estamos allí (40 m ) cubrir toda la trinchera desde la carretera Navalcarnero Álamo - N.Valmojado

de una longitud de unos 1.000m; nuestra escuadra que estaba en la carretera N.V. nos avisan a las 3 ¼ que vallamos a la otra carretera a por la comida y que comamos corriendo porque tenemos que estar en el pueblo a las 3 ½, cuando comemos y llegamos al pueblo eran las 4 y se habían marchado los demás de protección de artillería, el comandante nos dijo que volviésemos donde estábamos que ya nos daría ordenes, por la noche nos mandan con un pelotón de la 3ª compañía que había venido a cubrir bajas y que le faltaba la escuadra que había ido en nuestro lugar con la protección y pasamos allí varios días hasta el 23 que viene un enlace muy temprano que nos levantemos para unirnos a la compañía que vamos a avanzar sobre Casarrubios; vienen los coches, los cogemos y llegamos al álamo, allí se recibe un enlace que nos volvamos para atrás que el enemigo avanza hacía Navalcarnero, volvemos a coger los coches y llegamos otra vez a las trincheras que antes habíamos dejado, a las 11 de la mañana aparece la aviación enemiga, que empieza a bombardear las trincheras y el pueblo, igualmente la artillería a la que contesta la nuestra enseguida, aparecen 9 orugas enemigos que empiezan a ametrallarnos junto con sus cazas, estamos en las trincheras hasta que no quedan en ellas mas que los guardias de asalto y nosotros, hasta que dan la orden de retirada y nos replegamos hasta el puente de Navalcarnero, comemos a media tarde y seguidamente aparece la aviación enemiga que nos bombardea toda la tarde hasta que se hace de noche; todo el día siguiente lo pasamos tirados al suelo porque la aviación enemiga nos bombardea y los cazas nos ametrallan y nos causan la primera baja desde que estamos en campaña, se trata del cabo de Gastadores Alcántara,  anocheciendo formamos las compañías y marchamos hacía Arroyomolinos en la carretera y a las puertas del pueblo pasamos la noche.

A las 4 de la mañana nos levantan y nos dan orden de que vayamos a la orilla del río a protegernos de la aviación donde lo pasamos hasta media tarde que vamos otra vez donde habíamos pasado la noche anterior, donde llegamos después de tirarnos varias veces al suelo porque los cazas enemigos nos ametrallan; nos dan la comida bajo unos olivos que había en la carretera, llega la noche y montamos la guardia como el día anterior; a la 1 de la madrugada vienen dos camionetas que nos llevan a unas trincheras que había próximas; donde pasamos el resto de la noche; siguen tres días sin haber novedad alguna, el día 28 nuestra artillería y nuestra aviación bombardea fuertemente Navalcarnero y nos dicen que  vamos a avanzar sobre Navalcarnero, pero el avance no llega a efectuarse; siguen dos días sin novedad.
El día 1 de noviembre, domingo, a las 10 ½ de la noche nos levantan y marchamos hacia Móstoles, llegamos a este pueblo y seguimos caminando por la carretera que va de Móstoles a Pinto hasta tres kilómetros, hacemos alto y nos metemos campo atraviesa buscando las trincheras, las cuales después de andar buscándolas toda la noche no las encontramos, nos extendemos por todo el campo separados cada escuadra una de otra 20 metros, cuando acabamos de colocarnos es ya casi de día, amanece enseguida y aparecen 3 trimotores "Junkers" que arrojan unas cuantas bombas sobre Móstoles y siguen con dirección a El Escorial. Desde muy de mañana en el pueblo de Batres se está librando un gran combate que dura todo el día, al anochecer empieza a llover bastante, tenemos que dormir a campo raso; el día siguiente deja de llover y transcurre sin ninguna novedad, por la noche nos tenemos que levantar porque hay un combate bastante grande hacia el pueblo de Batres que al cabo de una hora cesa, al día siguiente a medio día viene un enlace; el enemigo avanza de Navalcarnero sobre Móstoles con tanques orugas y tenemos que replegarnos a campo traviesa hacia Alcorcón seguidos de los cazas enemigos que nos ametrallan, que tras de tirarnos varias veces al suelo llegamos a las trincheras de Alcorcón.

A media tarde vienen 11 orugas nuestros y nos dan la orden de avanzar sobre Móstoles, vamos a iniciar el avance y aparecen 4 "Junkers", que nos arrojan unas cuantas bombas, una vez que se han marchado nos disponemos a seguir el avance y aparece otro trimotor enemigo tras de lo cual volvemos a las trincheras y se aplaza el avance para el día siguiente.
Día 5 por la mañana temprano nos preparamos para iniciar el avance y empieza un cañoneo intenso de la artillería enemiga a lo que contesta la nuestra con un fuego no menos intenso. Se inicia el avance por el ala derecha pero aparecen los orugas enemigos y tenemos que volver a las trincheras, aparecen dos cazas enemigos que empiezan a ametrallarnos, los orugas siguen avanzando los tenemos a 250 metros y a 1.500m se ve avanzar la infantería enemiga a la que el fuego bien intenso de nuestros fusiles y ametralladoras les hace retroceder y se les ve que caen, los orugas se detienen y se retiran también unos cuantos metros pero enseguida vuelven a avanzar, que seguidamente nos dan la orden de retirada orden que nadie de nosotros la esperábamos; al empezar la retirada tenemos que subir una loma lo cual aprovechan los orugas y ametrallarnos, los cazas no siguen ametrallando, alcanzamos la loma desaparecemos de la vista de los orugas pero siguen los cazas, que poco rato después nos dejan también; estamos cerca de Leganés y aparecen 3 trimotores enemigos que comienzan a tirar bombas sobre Cuatro Vientos y las afueras de Leganés. Llegamos a Leganés, nos meten en un cuartel de milicias, una vez que hemos llegado todos nos contamos, somos unos 100, por la tarde nos enteramos que el resto están en Cuatro Vientos, a última hora de la tarde viene el capitán Bravo y nos dice que por la noche vendrá la 3ª Compañía a relevarnos; vienen a las 12 de la noche y seguidamente nosotros regresamos para Madrid llegando al cuartel a la 1 ½ de la madrugada, dormimos en el cuartel y a  la mañana siguiente vienen los que se quedaron en Cuatro Vientos, seguidamente nos sueltan a todos y vamos a nuestras casas, cosa que todos ansiamos

Día 22-12-936 A medio día un pequeño fuego de artillería por parte de ambos lados, a primera hora de la tarde un bimotor y 3 cazas leales entran en combate con 7 cazas enemigos siendo derribado uno de estos. Día 23 A las 6 ½ de la mañana nos levantan para ir a las avanzadillas, una vez en estas no hay mas que un ligero paqueo, estamos a 100 metros del enemigo por la noche decimos algunas cosas sin otra novedad. D. 24 todo el día transcurre como el anterior, por la noche nuestra aviación les bombardea. D. 25 la mañana es como la anterior, por la tarde nuestra artillería cañonea las posiciones enemigas y por la noche la aviación leal bombardea Leganés, seguidamente la artillería enemiga empieza a disparar y los obuses van a parar a Madrid.
D. 26…

Recorrido descrito en el diario trazado sobre una foto actual de satélite